Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal. Informe anual 2017, vol. III Defensoras de derechos humanos en la Ciudad de México. México: CDHDF, 2018.

 

 

En un contexto de violencia generalizada, como el que actualmente enfrenta nuestro país, son precisamente las defensoras y los defensores de derechos humanos quienes encaran un riesgo más alto de ver afectada su vida e integridad personal, así como las de sus familiares. Por ello, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), como parte de su informe anual 2017, dedica un volumen a este tema con el objetivo de visibilizar la violencia de género que enfrentan las mujeres debido a sus acciones de defensa, difusión y promoción de los derechos humanos.

Las defensoras se encuentran en una situación de doble vulnerabilidad: por una parte, por el hecho de ser mujeres que viven en una estructura social que justifica y estimula la violencia, la discriminación y la desigualdad en razón del género y, por otra, porque al contribuir a la defensa de tales derechos suelen ser el blanco de agresiones provenientes de agentes, tanto estatales como no estatales, que ven afectados sus intereses debido a la labor de defensa que realizan.

El informe aborda, en un primer capítulo, los estándares internacionales en relación con el derecho de las mujeres a defender los derechos humanos, a partir de una descripción del contenido normativo de ese derecho y la relación intrínseca que mantiene con otros derechos, como son a la manifestación, la libertad de expresión, la participación en los asuntos públicos y a disfrutar de una vida libre de violencia.

En el segundo capítulo se presenta un breve repaso internacional, nacional y local sobre la situación de las agresiones que enfrentan las defensoras, junto con los tipos de violaciones e impactos que tiene la violencia en ellas. Además, se explora la tendencia de los distintos gobiernos a criminalizar la actividad de las personas defensoras de derechos humanos, como una estrategia para justificar acciones de represalia en su contra, cuyo único interés es acallar sus voces. En este apartado se revisa el papel que han desempeñado las defensoras en su lucha por la protección de los derechos humanos –a través de la presentación de algunos casos emblemáticos– y se retoma el concepto de violencia estructural para entender las distintas dimensiones de la vida cotidiana que les afectan en su labor.

En el tercer capítulo se aluden las acciones que desde la CDHDF se han emprendido con la intención de tutelar los derechos a la integridad personal y la libertad de las mujeres defensoras de derechos humanos. El informe finaliza con algunas consideraciones finales y la presentación de un conjunto de propuestas que parten del hecho de reconocer públicamente el papel que juegan las defensoras y la violencia que enfrentan, así como la importancia de implementar políticas integrales que garanticen el derecho de las mujeres a la defensa de los derechos humanos.

 

Este informe puede consultarse en su versión electrónica en <http://cdhdf.org.mx/wp-content/uploads/2018/04/2017-informe-mujeres.pdf> .